martes, 29 de septiembre de 2015

Cataluña , ten cuidado


Hay por mi tierra un dicho que viene muy bien para Cataluña.
- Un  Antiguo señorito, terrateniente y cacique, dándosela de que miraba por los jornaleros, se acerco donde estaban preparando la comida y muy rumboso él, dijo- “Échale agua al gazpacho que se harte la gente”, no dijo échale pan o aceite que era lo que valía dinero. Pues bien, así veo yo al Señor Mas y los de su entorno  “Échale separatismo a Cataluña que se harte la gente”  el “pan “y el “aceite” brillara por su ausencia.

“¡Catalanes! Cataluña,

vuestra hermosa madre tierra,

tan de vuestros corazones

como tan hermana nuestra”

Así decía Rafael Alberti en sus versos y así la siento yo.
 Yo siempre he entendido la defensa de los catalanes por reivindicar su lengua y su idiosincrasia, pero nunca entenderé el separatismo  y menos en estos tiempos donde todo está globalizado, me parece anacrónico.  Cataluña quiere volver al pasado, y ser un  feudo de los nuevos terratenientes- caciques que  enarbolando la bandera del separatismo, quieren esconder sus verdaderos intereses, que visto, lo visto “mucho te quiero ,pero …Mi pela yo no la dejo”  Claro que quizás, una Andorra en casa, salga más barato que ir a la otra Andorra.
Ya decía Mas el otro día los bancos no se irán de Cataluña
¿Estarán pensando en hacer un paraíso fiscal allí? 
Esta es mi reflexión, desde la distancia, desde mi Andalucía, que a pesar de ser vapuleada  por los intereses de unos cuantos, siempre fue una tierra integradora y acogedora,  donde nos sentimos orgullosos de ser un crisol de culturas, la que fue conformando la nuestra, tan hermosa y tan rica. 
Una joya no deben desmontarse, serán  más fácil de venderla por pieza , pero pierden valor.   

Pero claro, esto solo son las cosas... de la abuela Carmen   


viernes, 25 de septiembre de 2015

Un camino llamado... Vejez




Hace 65 años empecé andar el camino de la vida, he andado la mayor parte de este camino sin preguntarme cual seria el final, hoy que ya lo diviso en el horizonte, me parece extraño, las huellas del tiempo se dejan notar poco a poco en mi cuerpo, pero yo solo lo noto en que mis ojos son los que mira con otros matices el camino recorrido y el que me queda por recorrer. 
Hoy camino con pasos valientes y ebrios de vida, porque he aprendido que la vejez es un estado mental, más que un desgaste físico, nada está exento de luces y de sombras, pero ¿Qué importa? Llego al último acto y el telón cae y es necesario sonreír a la vida y vivir el momento, ese acto final debe ser apoteósico, no podemos dejar que la obra se malogre solo por dejarnos cae en un letargo , quizás no podamos danzar con los pasos ágiles de antaño, pero, podemos utilizar todos los recursos que hemos ido adquiriendo a lo largo de la vida y mostrar que la vejez no es esa  que nos quieren hacer ver aquellos que no la entienden y que le tienen miedo.
Del ayer más remoto, pasamos al tic tac de los segundos y solo debemos centrarnos en esos segundos y escuchar sus ecos, como se escucha las más bella de las melodías, dejando que llegue a nuestros corazones y sentir que sus latidos se amortiguan y un viento de libertad se apodera de nosotros, de ahora en adelante y sin cambiar nuestros pasos, seguiremos en la senda sin mirar atrás , por que mirar atrás es contemplar el paso del tiempo .
Hablamos de un futuro extraño y dócil, que con humana desazón vemos que nos va despojando de los sentidos pero ¿donde estaríamos si no llegamos a la meta final? ¿Porque no ver esa belleza en la vejez? En vez de mirarla como el final del camino, debemos de verla como la meta alcanzada, y disfrutar del trofeo conseguido.
Nacemos para eso y el camino entre la salida y la meta es solo un paréntesis lleno de buenos y malos momentos, que debemos de desterrar o saborear, sin más beneficio que saber cómo dar los pasos dentro del camino de la vida.
Carmen Pacheco

jueves, 24 de septiembre de 2015

PINTAR UN VELO

PINTAR  UN  VELO

Nunca había pintado un velo y vi una foto en sepia  de la Virgen de las Angustias publicada por la Hermandad de los Gitano ,sentí que ese era el velo que yo tenía que pintar , la dificultad fue darle el color y como un cuadro es un poema pintado y un poema es un cuadro hecho con palabras ... Aquí dejo los dos



 La Virgen de la Angustia
La Angustia de tu nombre
en tu cara se refleja
y envuelta entre los encajes
el alba cosida llevas.
Mitad nube, mitad cascada,
rito de azahar y perla.
En tu rostro cobrizo
dos lagrimas como estrellas,
van dibujando el dolor
y enmarcando tu belleza.
Que con tu pena de madre
Virgen gitana y morena
en  hombros de costaleros
eres rima y poema...
Carmen Pacheco Sánchez